Ya sea una escapada romántica, la luna de miel, un viaje en familia o con amigos en República Dominicana todos encuentran lo que buscan: destinos clásicos y exóticos que brindan los escenarios más especiales y una amplia oferta de hospedaje, gastronomía y actividades pensadas para disfrutar.


Paraíso natural en Samaná

La Penísula de Samaná, localizada en la costa norte del país, es el destino ideal para aquellos viajeros que buscan naturaleza en alta dosis. En medio de sus montañas ondulantes y por sus valles, corren los ríos cristalinos que desembocan en el Atlántico, mientras que fascinantes playas de arena dorada se extienden por toda la península.

Cayo Levantado
Cayo Levantado

Samaná es la clásica postal caribeña de cocos y selva tropical, y playas inigualables. Los hoteles ofrecen paseos en barco a Cayo Levantado, un paraíso para conocer en pareja y hacer snorkeling. Además, la península es destino de aventuras ecoturísticas como bodyboarding y kitesurfing en Las Terrenas; senderismo, observación de aves y cuevas en el Parque Nacional Los Haitises, y barranquismo para llegar a la cascada El Limón.

Cultura y gastronomía en Santo Domingo

La ciudad capital de República Dominicana se distingue por su espíritu vibrante y cosmopolita, su riqueza histórica, una amplia oferta cultural y hoteles de distinta categoría. Las callecitas de adoquines de la Ciudad Colonial, reconocida la ciudad por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, conducen a las maravillas arquitectónicas que los españoles levantaron durante la época de la colonia, numerosos museos y plazas.

Plaza España
Plaza España

Los fines de semana, la zona se llena de música y cultura, con una gran movida nocturna, ideal para las parejas a las que les gusta bailar, degustar exóticos cócteles y conocer nuevos amigos. Santo Domingo cuenta con restaurantes para todos los gustos, donde se sirve la más exquisita gastronomía local e internacional de la mano de reconocidos chefs. Si de compras se trata, en distintos puntos de la ciudad se encuentran centros comerciales que hospedan reconocidas marcas exclusivas. Y para terminar el día, nada mejor que una caminata por el Malecón disfrutando el atardecer.


Elegancia y lujo en La Romana

A poco más de una hora de Santo Domingo, al este, La Romana conjuga la belleza del paisaje con una de la más lujosa oferta de hospedaje, servicios y actividades, incluyendo golf, polo y tenis. El destino que desborda lujo y confort reúne las principales condiciones requeridas en los viajes. Es indispensable visitar Altos de Chavón, una pequeña aldea construida por artesanos en 1976 como una réplica de las antiguas villas mediterráneas del siglo XVI.

La Romana
La Romana

Ubicada en una colina, junto a las márgenes del río Chavón, sus senderos de adoquines y sus muros, construcciones y fuentes parecen traídas de otro tiempo. Para aquellos que quieren celebrar el amor con una boda única, lo pueden hacer aquí, ya sea en la preciosa capilla San Estanislao, toda de piedra, o en las escalinatas del gran anfiteatro. Aquí además podrán disfrutar de una galería de arte con modernas piezas de arte dominicana y un museo arqueológico que recolecta la herencia taína de la isla.


Aventura y diversión en Puerto Plata

Para los que aman el movimiento y la aventura, las opciones en Puerto Plata, en la costa norte de la isla, son inagotables. Es un destino de primera clase para la práctica de kiteboarding, windsurf y vela gracias a sus aguas cálidas y condiciones de viento perfectas.

Cabarete
Cabarete

Cabarete es uno de los pueblos más populares. Tiendas, restaurantes, eclécticos bares, espectáculos en vivo y discotecas invitan a las parejas a disfrutar del amor en un ambiente bohemio e informal. Puerto Plata alberga el pueblito Rincón Caliente, cuna del reconocido merengue dominicano. La visita allí incluye conocer a maestros y lutiers, hacedores de los instrumentos musicales que le dan vida al ritmo, además de ver un show de merengue y tener la oportunidad de adquirir artesanías locales.


Playa y relax en Punta Cana

El descanso en las playas de arena blanca y aguas transparentes viene acompañado de los numerosos servicios que ofrecen los hoteles y resorts all inclusive: tragos y platillos que se sirven a toda hora, servicios de spa, masajes y tratamientos corporales en pareja, cenas íntimas a la luz de la luna, desayunos exclusivos y paquetes de entretenimiento personalizados.

Punta Cana
Punta Cana

Punta Cana es una invitación constante a disfrutar del ocio compartido; por eso, complementa su oferta de playa con una muy buena infraestructura turística y comercial, que incluye tiendas de marcas internacionales, restaurantes, bares, casinos y divertidas excursiones a parques temáticos, donde se pueden hacer actividades más osadas, como lanzarse por una tirolesa en medio de un entorno exuberante, nadar en lagunas naturales y dar un paseo en globo aerostático mientras se brinda con una copa de espumante.