La chica del vestido amarillo

Nueva Orleans, Los Ángeles

Una laberíntica mansión sureña guarda un extraño misterio: un espectro de pelo negro que se rehúsa a irse.

Foto Airbnb
Foto Airbnb

Enclavada en el Garden District, la mansión Parks-Bowman Mansion ha alojado a innumerables huéspedes. Pero también es hogar de una presencia que se siente como una ráfaga de viento y que muchos describen como una joven de pelo negro con un vestido largo amarillo. Se le suele ver caminando con una ligera cojera y se le oye tarareando canciones de cuna suavemente. Ocasionalmente esconde los anteojos de la gente.

Después de mudarse a la casa en 2005, la anfitriona Adrienne Parks se enteró de las apariciones por la gente del barrio. Descubrió que la niña misteriosa era una buena y útil compañera de habitación: “un amigo pasó una noche conmigo y se quedó en la habitación embrujada”, recuerda. “Una vez tuvo una pesadilla terrible y vivió una experiencia en la que alguien le daba respiración de boca a boca. Lo reanimó”.

Tras hurgar en los 130 años de historia de la mansión, Adrienne descubrió que sus primeros habitantes eran una familia numerosa y acomodada.

El patriarca de la familia tenía siete hijas y dos hijos, quienes vivieron felices en la casa durante muchos años. Una por una, las hijas se casaron y se mudaron, y con el tiempo, la casa cambió de propietario y se convirtió en una casa de huéspedes, además de una casa de mala reputación (según los rumores). Se deterioró, pero la restauraron. No obstante, tras varias décadas, las apariciones de la joven se siguieron produciendo.

¿Quién es? Puede ser que la respuesta esté en la ligera cojera del fantasma, según Adrienne. La hija menor era “definitivamente la favorita, la bebé de la familia”, cuenta. La desgracia ocurrió cuando sufrió un accidente que la dejó con una discapacidad para caminar. Tiempo después de eso, murió siendo una niña y fue enterrada cerca de su padre en la propiedad.

Aunque es un fantasma amigable, nadie ha resuelto el misterio de por qué sigue rondando la propiedad o qué está buscando. Pero si algo está claro es que Nueva Orleans “es un lugar donde la línea que separa el mundo visible del invisible parece ser muy delgada”, como señala Adrienne. “Aquí ocurren ciertos sincronismos y coincidencias maravillosas. Todo coexiste en armonía”.

El hospital de los soldados

Gettysburg, Pensilvania

En un hospital convertido en una granja, los espíritus de los soldados de la Guerra Civil siguen haciendo sentir su presencia en este venerado sitio histórico.

Foto Airbnb
Foto Airbnb

Hoy en día, la Historic Civil War Farm House luce como el lugar perfecto para pescar, recoger flores silvestres y relajarse un día de verano. Pero apenas hace 150 años, la majestuosa casa de piedra fue escena de una angustia inimaginable. Según los lugareños y visitantes, hasta hoy se escuchan ecos de ese sufrimiento.

Es una coincidencia que la casa se localice en Gettysburg, un importante campo de batalla en la guerra más sangrienta en la historia de Estados Unidos. Tras terminar la Guerra Civil, decenas de miles de soldados confederados que habían muerto o caído heridos entraron en brazos por la calle principal del pueblo: “la fila de cañones, caballos, cadáveres y todos los soldados heridos se arrastraba por ese camino. Fue una imagen horrible”, dice el anfitrión Stephani Maitland.

En el pueblo de 2000 habitantes, cada casa en el camino se convirtió, por necesidad, en un hospital improvisado para atender a los heridos y enterrar a los muertos, muchos en el terreno de la casa de Stephani. Durante siete u ocho semanas, doctores y enfermeras atendían a filas de soldados, calmando el llanto y los gritos de los moribundos.

Las voces de esos desafortunados jóvenes aún se escuchan, si bien son apenas murmullos. Los visitantes reportan apariciones, ruidos de pasos y sensaciones que no pueden explicar. Stephani comenta que su familia no se enteró del tortuoso pasado de su casa hasta años después de mudarse, cuando ocurrieron algunos acontecimientos extraños.

“Cuando mis hijos eran pequeños, uno de ellos se despertaba acostado en el piso, envuelto en una frazada, diciendo que había gente parada encima de él”, recuerda. Otros vieron a hombres vestidos con pantalones, chaquetas y botas azules, los uniformes de los soldados confederados. Si bien no se conocen las identidades de los soldados, entre los cientos de miles de caídos, Stephani cree que vienen a consolar, no a atormentar, lo que hace que la casa sea un sitio frecuentado por viajeros y cazadores de fantasmas.

La mujer que espera

Lombardía, Italia

Encerrada por su cruel padre, una destrozada joven se lamenta por su amor perdido más de cinco siglos después.

Foto Airbnb
Foto Airbnb

En la propiedad del Castillo “Dal Pozzo” hay una torre muy alta donde aún se escuchan suspiros en la noche y una sombra turbia vigila los alrededores. La presencia tiene un nombre: Bárbara. Más de 500 años después, sigue llorando por un amor perdido.

Su amante era un capitán llamado Matteo, enviado al castillo en 1467 para ayudar al duque de Milán a defender la región mientras se desarrollaba una batalla en las cercanías. El padre de Bárbara, una joven conocida por su belleza, virtud y generosidad, la prometió en matrimonio a un vecino para establecer una alianza política importante.

Pero fue de Matteo de quien se enamoró. Tras ver a Bárbara por primera vez, el capitán también quedó prendado de ella. La atracción era mutua y la pareja no perdió la oportunidad de cultivar su amor en los amplios corredores del castillo. Finalmente, en la capilla del castillo se juraron amor por toda la eternidad y lo sellaron con un beso.

Por desgracia, “las promesas de amor resultaron vacías”, dice Aimone dal Pozzo, la anfitriona del castillo familiar.

A medida que se iba acercando la inevitable partida, Barbara planeó huir con él. Pero sospechando que habría problemas, el padre de Bárbara la confrontó. Le ordenó que lo olvidara y la encerró en la torre del castillo. Después, Matteo recibió la orden de partir y se exilió en Francia, donde se casó con otra mujer.

Bárbara nunca lo supo y esperó en vano el regreso prometido de su amado. Los días se volvieron semanas y luego meses y ella se negaba a salir de la torre, comer o incluso ver a su madre, y lentamente se marchitó por la desesperanza. Aimone dice que ella sigue ahí, esperando.

La heredera que murió dos veces

Buenos Aires, Argentina

Una mujer de alta sociedad rodeada de glamour sufrió una muerte atroz; dos muertes, para ser exactos. Ahora vaga por un cementerio sin descanso, visitando a otras personas.

Foto Airbnb
Foto Airbnb

Localizado en el centro de uno de los barrios más tradicionales de Buenos Aires, el Cementerio de la Recoleta es una presencia ominosa rodeada de restaurantes y tiendas. Es el sitio donde Eva Perón está enterrada, así como gran parte de la élite histórica argentina. Pero también está poseído por leyendas espantosas.

Entre las más famosas, está una mujer llamada Rufina, quien acababa de cumplir 19 años cuando su madre encontró su cuerpo sin vida, o eso fue lo que creyó.
Nacida en una familia acomodada, Rufina estaba destinada a heredar una gran fortuna ganadera. Como era una mujer de mundo, se dirigía a un espectáculo cuando se desplomó sin razón aparente. Algunos dicen que fue debido a la impresión por enterarse de un horripilante secreto.

Otros afirman que su madre la hizo tomar tranquilizantes. Poco tiempo después, los doctores la declararon muerta de un ataque al corazón. Se celebró el funeral y el cuerpo de Rufina se colocó en uno de los ornamentados mausoleos del cementerio.

Días después, la verdadera pesadilla comenzó cuando un trabajador se dio cuenta de que había algo diferente en el ataúd: la tapa estaba rota y gastada. Cuando miró dentro, descubrió algo espeluznante: Rufina había intentado salir rasgando con sus uñas, cuando su corazón aún latía. Había sido enterrada viva y murió de cansancio y conmoción.

En La Recoleta aún se encuentra una estatua de Rufina, posando con la mano en el mango del ataúd. Pero algunas personas dicen que su espíritu permanece y vaga por el cementerio por la noche, abriendo ligeramente los ataúdes de otras personas para asegurarse de que nadie más sufra su destino.

La cámara de la locura

York, Reino Unido

Esta cámara es uno de los muchos sitios que hacen a esta una de las ciudades más espeluznantes y sangrientas de Europa.

Foto Airbnb
Foto Airbnb

El apartamento tiene más de 600 años de antigüedad y lleva el críptico apodo de “La cámara”. Y el nombre tiene una larga historia. Los visitantes pueden sentir la atmósfera espeluznante de la pieza con acabados de madera y escuchan ruidos inexplicables en la noche.

Es una piedra angular de la que se considera una de las ciudades más embrujadas del mundo, una antigua ciudad fortaleza que se remonta al Imperio romano y tiene incontables historias de crueldad y derramamiento de sangre: invasiones vikingas, asesinatos y ejecuciones. Una de las más famosas es la historia de un malvado director de escuela cuya conciencia culpable lo llevó a la locura. En una zona pobre de la ciudad, un hombre llamado George recibió la tarea de reunir huérfanos y niños pobres y llevarlos a un instituto conocido como Ragged School. Las condiciones eran miserables, pero George perdía dinero por cada niño que perecía bajo su vigilancia. Así que comenzó a ocultar los cuerpos de los huérfanos en la propiedad.

Con el tiempo la paranoia lo carcomió y empezó a beber para callar los gritos de los huérfanos que oía cavando para salir de sus tumbas. Pero no fue capaz de contener la culpa por mucho tiempo y confesó a la gente del pueblo acerca de las voces. Se le consideró un demente y fue internado en un manicomio cercano. Se ahorcó poco tiempo después y aún se quejaba de los lamentos de los huérfanos. La escuela Ragged School es una de las muchas historias de locura e infortunio que alimentan las pesadillas de la antigua ciudad de York.