Resto del mundo

Perú: aguas cálidas, playas blancas y aventura en Punta Sal

Ubicada en la Región de Tumbes, en el norte del país, ofrece cálidas aguas de su balneario -el mismo nombre- que tienen una temperatura promedio de 20 grados.

Foto Télam
Foto Télam

La localidad de Punta Sal, ubicada en la Región de Tumbes, en el norte de Perú, ofrece al visitante las cálidas aguas de su balneario -del mismo nombre- que tienen una temperatura promedio de 20 grados, y que terminan con el mito de que el Océano Pacífico es una hermosa postal donde pueden bañarse sólo los aventureros que resistan sus heladas mareas.

Para llegara a este paraíso tropical desde la ciudad de Lima hace falta tomar la mítica ruta Panamericana rumbo al norte, y en menos de dos horas promedio, a la altura del kilómetro 1187 y medio, arribar al departamento de Tumbes.

Por vía aérea hay tres ciudades que acercan al turista a esta zona exclusiva: Tumbes, que se encuentra a una hora y media en auto; Piura, a tres horas y 20 minutos del destino; y Talara, a sólo una hora y media.

Foto Télam
Foto Télam



"Este pacífico balneario presenta una excelente infraestructura hotelera y una importante oferta de conectividad aérea, que sumadas a sus buenas condiciones climáticas de las que goza todo el año, la convierten en una alternativa ideal para el verano para las familias y parejas", dijo a Télam María Soledad Acosta, directora de Promoción del Turismo de la Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y el Turismo (PromPerú).

Privilegiado por el sol que acompaña casi todo el año (con temperaturas que van entre los 20 y los 31 grados), de poca humedad y aguas templadas, Punta Sal es excelente para la realización de actividades acuáticas todo el año, como el buceo, el surf, la motonáutica, la pesca deportiva y el avistamiento de ballenas jorobadas (de julio a octubre).

Además, por la presencia de las dos corrientes de agua que se encuentran en la zona: la fría de Humboldt y la caliente de El Niño, Punta Sal cuenta con una gran biodiversidad marina apreciada especialmente por quienes practican buceo, mientras que favorecida por los vientos parejos de mayo a diciembre, es perfecta para la práctica de kitesurf y windsurf.

Foto Télam
Foto Télam



El balneario de Punta Sal, de aproximadamente 6.5 kilómetros de longitud, está compuesto por dos playas que se les conoce con el nombre genérico de "Punta Sal" o específicamente como "Punta Sal Grande" (al sur) y "Punta Sal Chica" (al norte).

La parte sur es la zona donde están la mayoría de casas particulares y también algunos hoteles y hostales, mientras que en la zona norte se ubican las grandes cadenas hoteleras y establecimientos de más categoría, como el “Hotel Royal Decameron Punta Sal” y el “Punta Sal Club Hotel”.

La buena infraestructura, su estratégica ubicación cerca del límite de distribución de la región del Pacífico Este Tropical que permite una gran diversidad de fauna, y su buen clima durante los 365 días del año, hacen de este pequeño balneario -considerado por los peruanos como el más hermoso, elegante y extenso de la costa norte del país- un lugar ideal para visitar.

La playa de Punta Sal Chica, en la zona sur, es curva, íntima y resguardada por dos pequeñas elevaciones, y presenta una orilla algo inclinada, en tanto que la playa de Punta Sal Grande, al norte y también curva, presenta una gran zona de arena.

Foto Télam
Foto Télam



Un plus que ofrece esta privilegiada zona es que a sólo 25 minutos se encuentra la famosa playa de Máncora, reconocida como el "Mejor Destino de Playa de Sudamérica" en los World Travel Awards 2016, considerados los premios Oscar del turismo.

Potencial eje turístico de Perú, esta exclusiva playa se encuentra ubicada en la provincia de Talara, departamento de Piura, casi en el límite con el departamento de Tumbes.

Balneario y caleta de pescadores al mismo tiempo, Máncora se ha convertido en lo últimos años en una playa muy visita por los surfistas, tanto nacionales como extranjeros.

La región donde se encuentran estas playas de aguas cálidas y clima tropical -tanto Punta Sal como Máncora- tienen en la comida marina norteña una de las atracciones principales de reconocimiento internacional.

De esta manera, los turistas pueden disfrutar de deliciosos platos marinos de variedades únicas como ceviche de conchas negras, ceviche preparado con mero, pez espada y langostinos o el arroz con mariscos. 

Seguinos