Resto del mundo

Bucear entre dos placas tectónicas continentales

Se trata de la falla geológica Silfrugjá, que se encuentra en Islandia. El aventurero Chris Eyre-Walker, un apasionado de la adrenalina la recorrió con su cámara.

La grieta geológica Silfrugjá se encuentra en Islandia, en el Parque Nacional Þingvellir. Separa dos placas tectónicas continentales, la de Norteamérica y la de Eurasia y es posible sumergirse en ella y bucear sus profundidas y descubrir así los secretos de la Tierra.

La falla tiene 100 metros de largo y una profundidad promedio de 63 metros. Todos los años las placas se separaran dos centímetros, lo que incrementa la tensión física entre las plataformas continentales. Esa fuerza es liberada por movimientos telúricos y terremotos en otros lugares del planeta.

El fotógrafo Chris Eyre-Walker, es un apasionado de la aventura y de la adrenalina y se aventuró con su cámara en las profundidades de la fosa para mostrar al mundo cómo es bucear entre dos placas tectónicas. sin dudas, una experiencia sin igual.


 

Seguinos