Argentina

Bariloche: las mejores playas para visitar en verano

Urbanas o más alejadas del centro de la ciudad, hay mucha variedad para disfrutar en solitario o en familia. Ideales para descansar al sol o realizar deportes acuáticos.

Foto prensa Bariloche
Foto prensa Bariloche

Casi treinta grados de temperatura, cielo sin nubes y agua transparente es una escena común en cualquier playa de Bariloche. Son decenas de escenarios diferentes, muy cerca unos de otros. Como recorrer muchos destinos de verano, en poco tiempo. Para la familia o los solitarios. En silencio o con música. Para nadar o contemplar.

El tour de playas en la montaña comienza en la tradicional Playa Bonita, en el kilómetro siete de Avenida Bustillo frente a la Isla Huemul. Es "la playa" de los barilochenses y uno de los lugares preferidos por los turistas. Además, es uno de los balnearios más extensos de la Capital de los Lagos que presenta una playa de piedras blancas, un lago de profundas aguas oscuras poblado de pequeñas islas y toda la infraestructura necesaria: baños, bar, restaurant, seguridad.

Foto prensa Bariloche
Foto prensa Bariloche

Es recomendable visitar Bahía Serena, en el kilómetro 12 de Bustillo, un pequeño balneario tranquilo y familiar con arena más fina que brinda una bajada al lago. Es un punto ideal para descansar, aunque suele ser el más concurrido de la localidad. Los turistas llegan atraídos por la arena y el agua espejada de sus 200 metros de costa.

A sólo 25 kilómetros del centro de Bariloche, Villa Tacul, en el corazón del Parque Municipal Llao Llao, permite recorrer senderos de poca dificultad que conducen a playas de arena, lagos y miradores, entre bosques de arrayanes, lengas y coihues. Es una playa con agua tranquila ideal para practicar buceo.

Foto prensa Bariloche
Foto prensa Bariloche

Sobre el Lago Gutierrez, por la ruta 40, a unos 15 kilómetros del centro se encuentra la playa: Villa Los Coihues. Es uno de los destinos preferidos para bañarse y Sus tranquilas y templadas aguas son frecuentadas para realizar deportes acuáticos. Desde la ruta, hacia la derecha se cruza un puente de madera y se accede a la costa. Además, dispone de guardavidas y un increíble museo paleontológico, con huevos de dinosaurio, maquetas, fósiles y toda la historia de la evolución geológica de la Patagonia.

También en el centro de Bariloche, se puede disfrutar de la playa pública: la que se encuentra frente al Centro Cívico y la Playa del Bicentenario, en la entrada de la ciudad, a metros de la desembocadura del río Ñireco. Allí se practica windsurf y kitesurf, entre otros deportes.

Bariloche demuestra de este modo ser un destino para todo el año, con playas únicas, de agua transparente, paisajes soñados y un descanso sinigual. 

Seguinos