Cuba, el paraíso con historia viva

Hace más de 50 años que es el único país en Latinoamérica con un sistema social donde queda perdida la lógica de la propiedad privada. Cómo es la vida en la isla que transformó su historia.

Conocer otra cultura puede cambiar la mentalidad de muchas personas. Cuba, hace ya más de 50 años que, es el único país en Latinoamérica con un sistema social donde queda perdida la lógica de la propiedad privada. Latitudes estuvo allí y te cuenta cómo es la vida en la isla que transformó su historia.

"La cobardía es asunto de los hombres, no de los amantes"

En las últimas dos décadas el turismo fue creciendo abruptamente en el país caribeño que hace poco festejó los 90 años de su comandante Fidel Castro Ruiz. Ocurre que el bloqueo comercial de Estados Unidos generó que la actividad principal de la economía cubana esté basada en los viajeros que día tras día ingresan a la isla. El peso cubano con el tiempo quedó sólo para uso interno, siendo el CUC la moneda de intercambio para el visitante.

Llegar al aeropuerto Jose Martí, significa para cualquier argentino pedir una VISA de muy fácil acceso y contar con un seguro de salud en el exterior. En La Habana las casas de familia son la opción más barata para hospedarse, existiendo luego hoteles de todo tipo y precio. El paseo obligatorio en esa ciudad es, sin dudas, el museo de la Revolución. Comenzar el viaje con esa información es la mejor forma de comprender que pasó en ese país compuesto por valientes ciudadanos que pelearon contra el imperialismo.

Los pioneros son las próximas generaciones de adultos cubanos que en las escuelas son formados con el Capital como manual de estudio básico, siguiendo la lógica del nuevo hombre del cuál nos hablaba Marx en sus textos y que cada mañana antes de ingresar a clase se reúnen para leer las noticias, efemerides, realizar actividades culturales y antes de ingresar al aula todos aclaman el lema "Seremos como el Che", haciendo mención al héroe que fue asesinado luchando por un mundo mejor.

"Amigos, son los amigos"

La capital de Cuba explota de turistas, sin importar la época del año. Los cubanos interpelan a todo aquel foráneo con un grito de: "amigo, amigo" ya sea para invitarlo a realizar un paseo, para llevarlos algún restaurante, para mostrarles alguna casa donde hospedarse, para sacarse una foto detrás de la mítica imagen del Che o para ofrecerles su companía -éstos últimos son tildados por la misma sociedad como "jineteros"-.

Poder trasladarse en la ciudad resulta fácil sin tener que gastar fortunas, una opción son los conocidos taxis colectivos que pasan por la avenida Paseo o mas económico aún son los inmensos ómnibus llamados "camellos" que años atrás se conocían como el colectivo donde "todo podía pasar".

Los mercados y paladares a los que tiempo atrás se podía acceder, hoy sólo son viables para el turista si se concurre de la mano de un cubano, quedándonos, así, sin acceso directo a la realidad pesificada. La Casa de la Trova es otro de los imperdibles, la música es parte de la cultura de la isla y se demuestra en cada reunión, sea en un restaurante, en una casa o en el banco de un parque.

"Caro, pero el mejor"

Siguiendo el eslogan de alguna publicidad vieja, las playas de Cuba todavía son paraísos soñados. Si bien la infraestructura hotelera copó la mayoría de las opciones balnearias, los cayos guardan bellezas naturales casi imposibles de ser superadas por otro país del globo. Los hoteles "all inclusive" son la opción más conocida para hospedarse en los cayitos de la isla caribeña, aunque con paciencia y preguntando mucho, quizás se encuentra alguna posada más económica para pasar la noche.

En los otros balnearios, cómo Varadero, Baracoa o hasta en la ciudad colonial de Trinidad con Playa Ancón, existen muchas más chances de hospedarse en casas de familia o de acceder al mar desde algún sitio cercano tomando una "guagua" (nombre con el que identifican al transporte público).

"Hasta la Victoria, siempre Che"

Con ese texto, Ernesto se despidió de Fidel y de Cuba, cuando decidió continuar liberando Latinoamérica de la opresión "gringa". El manuscrito se encuentra en el Mausoleo que está en la ciudad de Santa Clara donde descansan sus restos después de varios años de haber estado desaparecidos en Bolivia, en el año 1997 llegaron a la isla con un importante acto en honor a su memoria.

Santa Clara fue un punto fundamental y estratégico para lograr la Revolución en Cuba, el ferrocarril que interceptó la tropa del Che hoy se puede visitar como monumento histórico de esa hazaña libertadora.

Cuba es, sin dudas, un hermoso lugar para relajarse y disfrutar pero lo que realmente la distingue de cualquier otro sitio del planeta es su calidad humana y su historia viva. Punto del mapa recomendado y obligatorio para cualquier ciudadano del mundo. 

Seguinos