Río de Janeiro

Se caracteriza por festejar la llegada del nuevo año con increíbles fiestas junto al mar, principalmente en las playas de Copacabana e Ipanema. Los festejos de "Reveillon" congregan a miles de personas que se juntan a celebrar, tomar cerveza y esperar el show de fuegos artificiales que se desarolla en las islas frente a las costas de Río.

Una de las trediciones particulares es que luego del comienzo del año, los participantes deben meterse al mar, pedir tres deseos y saltar siete olas para que se cumplan.

Nueva York

Es uno de los destinos más buscados para pasar el 31 de diciembre. Personas de todo el mundo se juntan el en One Time Square para hacer el conteo de los últimos minutos de 2015 y comenzar el 2016 con un beso de algún acompañante. Además, el espectáculo concluye con el descenso de la Drop Ball, una esfera de más de tres metros cubiertos por cristales e iluminada por luces LED.

Desde temprano la gente comienza a juntarse allí para contemplar a los grandes artistas internacionales que brindan shows en vivo. También hay otras alternativas como caminatas que van desde Brooklyn a Manhattan, pasando por el puente que las une, que sin dudas es un lugar soñado para observar los fuegos artificiales. Sin mencionar las grandiosas decoraciones que hay en cada rincón de la ciudad.

Bangkok

Tiene una de las tradiciones más interesantes, excusa perfecta para pasar fin de año allí: se arrojan lámparas de papel por los aires que se elevan por una llama y vuelan por los cielos iluminando la ciudad. También se realizan fiestas y festivales en las zonas más céntricas. Un plus si te quedás unos días más podés celebrar el Año Nuevo Chino.

Tokio

Es un destino totalmente fuera de lo tradicional para pasar año Nuevo (o shogatsu), siendo la festividad principal Japonesa. Cerca de las 12 de la noche del 31 comienzan a sonar 108 campanadas que representan las pasiones terrenales y luego se realiza un ritual típico budista. La comida tradicional es un plato de fideos llamado toshikoshi-soba que se caracterizan por ser largos para una larga vida.

Sin lugar a dudas Tokio es una opción cultural totalmente distinta de vivenciar el año nuevo, una experiencia única y muy recomendada.

Playa del Carmen

No sólo atrae turistas de todo el mundo por sus hermosas playas caribeñas, sino también por sus diversas propuestas para pasar la última noche del año. El principal festejo se organiza en torno a la Quinta Avenida, donde bares, boliches y restaurantes realizan propuestas muy atractivas para quienes toman la decisión de pasar año nuevo en el Caribe.

Orlando

Para pasar año nuevo en familia, una de las mejores opciones es Orlando, en Estados Unidos. Los parques de Disney y Universal se iluminan con impactantes fuegos artificiales, shows y desfiles que son de gran atracción tanto para los más chicos como para los más grandes.

Islas Galápagos

Pasar fin de año en Isla Galápagos puede llegar a ser algo maravilloso. Sus paisajes, la flora y la fauna se suman a las diferentes propuestas que hay para celebrar y despedir el año. Hay tours y caminatas especiales para recibir el primer día del año en diferentes zonas de Galápagos.

Argentina

Cataratas del Iguazú

Es una fantástica opción dentro de la Argentina debido a que es muy accesible económicamente y sin dudas, siendo una de las 7 maravillas naturales del mundo, un lugar emocionante para poder apreciar los fuegos artificiales en medio de la imponente vegetación de allí. Se puede disfrutar de las alucinantes cascadas y de las diferentes áreas de vida silvestre y naturaleza que hacen de Iguazú un lugar único.

Córdoba

Es otra excelente elección para poder iniciar el año. Llena de espacios verdes con variedades de pájaros, ríos a su alrededor y un encantador centro histórico para recorrer. Una interesante propuesta para escaparse en fin de año y vivir las fiestas de una forma distinta a la habitual. Un lugar que tiene el contraste justo entre el ayer y hoy.

Bariloche

Es una encantadora elección para pasar año nuevo debido a que en esa época del año las temperaturas son cálidas, a diferencia de los fríos inviernos, sumado a que se puede contemplar la belleza de la vegetación que se encuentra en la ciudad y sus alrededores, estando a orillas del Lago Nahuel Huapi. Sus montañas y bosques la hacen una ciudad diferente y sin dudas de tamaña belleza. Pasar unos días en fin de año te permite hacer actividades como trekking, pesca y paseos en kayaks, y días de playa. Una buena opción para empezar el 2016 con aire fresco.

Asesoramiento 

www.turismocity.com.ar